jueves, 16 de julio de 2009

Vacío



¿Qué se debe hacer ahora? ¿Qué debo hacer? Todo se presenta confuso, difícil, cuesta arriba. Soy frágil ahora. Tengo miedo porque estoy vacía. Sé que todo se supera. Soy más fuerte de lo que aparento y siempre lucho por ser feliz. Instinto de supervivencia, supongo. Miro a mi alrededor y todo el mundo me sonríe, me abraza, me besa, me calma y dicen que volveré a sonreir pronto. Y lo sé. Pero ahora, en este lugar que no es el mío, sólo quiero dormir y despertarme cuando haya pasado la tormenta.

Hoy sí que es el primer día del resto de mi vida. No suelo hacer caso de las señales. Pero ahí están.

11 comentarios:

Una que escribe dijo...

No sé qué puede haberte pasado, pero suena triste. Supongo que es uno de esos momentos en los que nada de lo que te digan te resbala, así que no diré nada.

Espero que pase la tormenta.

Domadora de Elefantes dijo...

¡Ánimo! Respira hondo, deja que pase la ola terrible, sea cual sea su causa, y confía en tu instinto de supervivencia para no ahogarte en este momento de tristeza.

desconvencida dijo...

Vaya, no sé qué te ha pasado, guapa, pero te mando muchos ánimos y un gran beso...

• Luka • dijo...

Todo cambia, y todo cambio es para mejor. Ya lo decía Heráclito, no se puede uno bañar dos veces en el mismo río, simplemente porque ni las aguas que lleva el río son las mismas ni mucho menos nosotros somos los mismos, todo fluye, y te quedan muchísimas posibilidades de ser. Concédetelas todas. Eres única, quien no lo ha sabido ver ha dejado pasar un tren maravilloso, y sólo por eso tal vez no era tan especial como parecía. Dulce Mar, contigo siempre. ¡Ahora es cuando! Tienes todo el tiempo en tus manos :)

ALFREDO J. LIEBANA RADO dijo...

"Crying"... Llorar ayuda, es autosanación. Recibe mis mejores deseos...

Helene Hanff dijo...

Gracias a todos. Escribí este post como señal de socorro en un momento de desesperación. Ahora me avergüenza un poco, pero he de reconocer que vuestros mensajes han sido muy recorfontantes.

troyana dijo...

Helene Hanff,
lo bueno de las tormentas es que pasan,y no hay por qué avergonzarse ni de la debilidad ni de la naturaleza vulnerable de la que estamos hech@s.La vida siempre nos sobrepasa y una encuentra la manera de seguir adelante a pesar de las contrariedades,puro instinto de supervivencia,tú lo has dicho.Somos más fuertes de lo que imaginamos.
Te envío un abrazo.

SJ dijo...

Justamente, buscando felicidad en todas partes y donde existes es donde te encontrarás a ti misma.

Es facil decirlo, pero debajo de las piedras, encima de las nubes existe un mundo que solo te pertenece a ti. Suspendidas sobre nuestras cabezas,las estrellas siguen brillando y les he pedido que lo hagan por ti. Una pequeña posibilidad contiene un mundo de sensaciones, de canciones y de alegría para quien lo merece, como es tu caso.

Si, quizá pienses que estoy loco, pero yo te observo desde lejos, desde muy lejos, tanto como pueda estarlo y encuentro sonrisas para ti, que envuelvo en sobres de colores vivos y te envío mensajes para ti y para todos los que te rodean: ni juzges, de esta manera, no serás juzgado.

Keep on dreamin', dulce Helene.....

princesadehojalata dijo...

Estoy con Troyana, somos fuertes, adaptables. Sea lo que sea que te ha pasado acuérdate de dar un paso y luego otro y luego otro...

Un beso grande.

cyclizenJ dijo...

Un abrazo. Sólo eso.

memento dijo...

Joder, se me ha hecho un nudo en la garganta...