domingo, 27 de diciembre de 2009

Annie Hall



“Un tío va al psiquiatra y le dice: “creo que mi hermano está loco, se cree que es una gallina”. Y el doctor le dice: “bueno, ¿y por qué no me lo traes?”, y el tío responde: “lo haría, pero necesito sus huevos”. Bueno, supongo que esa es más o menos mi opinión sobre las relaciones. Son completamente irracionales, locas, absurdas…Pero supongo que seguimos ahí porque la mayoría necesitamos los huevos”.

Por reflexiones como ésta es por lo que adoro a Woody Allen. Tiene la capacidad de mostrarnos a nosotros mismos tal y como somos. Nuestras dudas, nuestros miedos, nuestras contradicciones aparecen en la pantalla siendo interpretadas por actores como él mismo o la maravillosa Diane Keaton. Recrea situaciones por todos conocidas, cotidianas, incluye diálogos ingeniosos, escenarios en los que todo el mundo querría vivir, y al fin y al cabo el mensaje es siempre el mismo: éste eres tú, ésta soy yo, son nuestros problemas, nuestros miedos y preocupaciones.

Y Woody Allen es capaz de crear algo increíble con todo ello.


Annie Hall es una película que habla sobre las relaciones de pareja, básicamente. Dos personas se conocen, se atraen, se gustan y comienzan a crear algo común. Después, como en todo, aparecen los problemas, las diferencias y ahí es cuando se debe decidir: ¿merece la pena?

Annie y Alvy son dos neuróticos neoyorquinos. Él, un egocéntrico cómico famoso que siempre quiere lo que no tiene. Ella, una persona insegura que tiene como objetivo vital lograr combatir esas inseguridades y construir a una mujer fuerte, segura de sí misma. Su relación, se convierte en una locura. Con mucha gracia.

En mi opinión, una de las mejores películas de Woody Allen. Estoy de acuerdo con Alvy: todos necesitamos los huevos.

8 comentarios:

• Luka • dijo...

AMO A DIANTE KEATON!!! es tannn mona! el otro día vi Manhattan, que está todavía más jóvena!!! :)

Helene Hanff dijo...

totalmente de acuerdo. Oye, nos pillamos esa bolsa Dunlop que lleva Woody para jugar al tenis?

• Luka • dijo...

jajaja. Xela seguro, que es la estilismos!

Anónimo dijo...

acabo de leer esto, jajaj!
tengo una fichada pero necesito una cuenta bancaria diferente...jeje
por cierto, lo que quiero yo es ir a las pistas a las que van ellos...calentitas, blancas, pijas...todavia me acuerdo de la friolera que pasamos la ultima vez...tenistas, que estais hechas unas tenistas! a ver como nos lo montamos este mes que la nieve me da miede...

Modas Xela

memento dijo...

Debe de costar un huevo, jajajajajaja. Yo el otro día vi, con cierto asombro, que vendían las mismas botas de baloncesto que usaba de pequeño, pero a un precio desorbitado.
Annie Hall es sin duda una gran película, una de las mejores de Allen, lo que ya es decir mucho.
Qué puntería, esa preguntita es clave, y la respuesta todavía más: "¿merece la pena?".

Helene Hanff dijo...

jajaja, sí, seguro que es carísima, memento.

memento dijo...

Lo cierto es que es sumamente sencilla, pero cuanto más la miro más me gusta. Yo no es que sea pijo, es que estoy chapado a la antigua...

Helene Hanff dijo...

Hay que reconocerlo, es muy chula y ¿por qué de repente nos gusta todo lo antiguo? a mí me pasa también...