lunes, 5 de julio de 2010

Entre nosotros



¿Tú a qué vas al cine? ¿A evadirte? ¿A divertirte? ¿Prefieres no ver dramas reales porque la vida ya es suficientemente dramática? ¿O te gusta identificarte con lo que ves en la pantalla porque te ayuda a interpretar parte de los comportamientos humanos?

Ayer fui con unos amigos a ver Entre nosotros, un drama en toda regla, y salimos haciéndonos todas estas preguntas. Yo soy de las personas a las que les gusta identificarse con lo que se ve en el cine. Ver determinadas conductas y comportamientos en las películas me ayuda a comprender mejor ciertas cosas. Me gusta descubrir cómo otros (aunque sean personajes de ficción) se enfrentan a dilemas y a situaciones a las que debo enfrentarme yo también en mi día a día. Por supuesto, también me gusta evadirme y divertirme. Y el cine siempre es una buena forma de hacerlo.

La película alemana Entre nosotros ganó el Gran Premio del Jurado en el Festival de Berlín en 2009. Es muy dura. Probablemente porque es muy real. Cuenta la historia de Gitty y Chris, una pareja alemana que está de vacaciones en la isla de Cerdeña. Una relación que parece consolidada comienza a tambalearse por varios motivos: las inseguridades de Chris, la pérdida del respeto mutuo, la humillación continuada, el no saber decir basta, el conformarse con las migajas de algo que en su día fue amor...Creo que esta película refleja el miedo de las personas a poner fin a algo que está muerto, pero que nos empeñamos en mantener con vida de manera artificial.


Queremos querernos, pero no nos queremos. Hay que asumirlo, aceptarlo. Es así. Fácil visto desde fuera sentado en la butaca del cine. Difícil en la realidad.

Una relación que se sustenta en una aparente igualdad, da un giro enorme y ni los propios protagonistas saben cómo reaccionar ante ello. Gitty, tan segura de sí misma, tan fuerte, tan poco convencional, se ve a sí misma en un laberinto del que no consigue salir. ¿Por qué se arrastra por una persona que está humillándole una y otra vez? ¿Por qué Chris deja de admirar a Gitty de la noche a la mañana?

Alguien siempre me dice: si se pierde el respeto, se pierde todo. A esta frase, que me parece de lo más acertada, yo añadiría: si te pierdes el respeto a ti mismo, lo pierdes todo. Gitty y Chris se pierden el respeto el uno al otro, pero sobre todo se pierden el respeto a sí mismos.

Me asustó mucho ver la película de ayer. Qué sutilidad. Cómo consigue mostrar cosas casi imperceptibles, pero que están ahí. En todas las relaciones. A mí me gusta ver este tipo de cosas en pantalla grande. Ayudan.

6 comentarios:

troyana dijo...

Bueno,me ha encantado el argumento,así que esta peli caerá tarde o temprano.
Yo creo que es muy duro aceptar que algo ha terminado,porque el amor es casi un milagro,y cuando acaba,uno/a piensa en las pocas probabilidades de que eso se vuelva a dar,sin percatarse de que lo que queda no tiene nada que ver con lo que fué.
Aun con ello,soy de las que piensa,que hay que arriesgar y cortar,ser coherente y confiar que la vida puede reservarte otra oportunidad,y sino,al menos,no te has faltado el respeto,que me parece un pensamiento de lo más sabio,por cierto.
bss

Txetxu dijo...

Por casualidad hace poco leí esto que decía Truffaut sobre el cine: "Siempre he preferido el reflejo de la vida a la vida misma. Si he elegido los libros y el cine desde la edad de once o doce años, está claro que es porque prefiero ver la vida a través de los libros y del cine." Me pareció curioso. Supongo que yo voy al cine para evadirme,por diversión, por enriquecer mi imaginación con historias o cosas que me gustaría vivir...
Tengo que reconocer que las películas que más me gustan, o las que voy buscando inconscientemente, son las que tienen chicha. Me refiero a aquellas que te hacen pensar, aquellas en las que ves cómo se comporta la gente en situaciones que encuentras cercanas. La verdad es que a veces veo películas en las que si me preguntan qué es lo que ha pasado, pues empiezo a pensar...y digo, pues no sé, nada especial, cosas muy normales, a lo mejor simplemente ha consistido en ver dos días muy corrientes de la vida de unos personajes muy normales...pero salí con una sensación agradable. No sé, por los detalles, por sentirme identificado o por ver que la gente a veces parece muy diferente, muy distante, pero ves cosas en las que reaccionan igual,mismos miedos...y piensas que en el fondo no somos tan distintos todos. Respecto al tema de la peli...supongo que mejor te te lo digo después de verla, aunque tengo que reconocer que vi el trailer hace tiempo y me echó un poco para atrás. Un saludete

Txetxu dijo...

Hace poco, por casualidad leí esto que decía Truffaut sobre el cine: “Siempre he preferido el reflejo de la vida a la vida misma.Si he elegido los libros y el cine desde la edad de once o doce años, está claro que es porque prefiero ver la vida a través de los libros y del cine.” Me pareció curioso.
Supongo que yo voy al cine por evadirme, por diversión, a veces por ver o imaginar historias que me gustaría vivir…
Tengo que reconocer que las películas que más me gustan o las que inconscientemente busco, son aquellas que tienen chicha. Me refiero, a aquellas que te hacen pensar, o aquellas en las que ves cómo se comporta la gente en situaciones que encuentras cercanas. A veces veo películas en las que si me preguntan qué es lo que ha pasado, empiezo a pensar y digo…pues nada especial, la verdad. No sé a lo mejor simplemente ha consistido en ver dos días corrientes de unos personajes muy normales, pero salgo con una sensación agradable. No sé quizá por los detalles, por el sentirme identificado, o por ver que a veces la gente parece muy diferente o muy distante y luego les ves reaccionar ante algunas cosas y te quedas con las sensación de que en el fondo somos todos bastante parecidos que compartimos los mismos miedos.
Respecto a la peli, no sé, mejor te doy mi opinión después de verla, aunque tengo que reconocer que vi el tráiler hace tiempo y me echó un poco para atrás. Un saludete

Txetxu dijo...

ups por poco te peto el blog je,je...creí que la primera vez que escribí el comentario no salió, y lo volví a escribir. Sorry :)

Helene Hanff dijo...

Pasan cosas raras, no aparecía ayer pero sí que me llegó la alerta al mail...no entiendo nada! en cualquier caso, gracia por el comentario!! saludos

memento dijo...

Joder, te aseguro que me dejas pensativo...