jueves, 13 de noviembre de 2008

Testigo de cargo (Billy Wilder)




POR FAVOR, NO LE CUENTE EL FINAL DE LA PELÍCULA A SUS AMIGOS.


Pues eso, que no se puede contar nada. Lo sugieren al final de la película, así que voy a dedicar este post a elogiar a la gran Marlene. Esa masculinidad, esa fuerza, esa gran actriz. No me ha decepcionado en "Testigo de cargo". No era guapa. Pero su atractivo no tenía límites.


En el museo del cine de Berlín hay un homenaje a Marlene: sus trajes, el equipaje que llevó a EE.UU. cuando cruzó el charco. Me fascina esta mujer. Me fascina.


4 comentarios:

troyana dijo...

Una joya tanto la película como el libro de Agatha Christie y sí, estamos de acuerdo,a mí Marlene Dietrich me parece tan fascinante como enigmática.

Una pizca de sol dijo...

Hola mar,
métete en mi Corazón Vinagre, os he escrito una cosa.
Besetes

Helene Hanff dijo...

Troyana: ¡no he leído el libro, pero lo apunto!

Bar: precioso lo que has escrito, como siempre...

desconvencida dijo...

Estuve en Agosto en el Museo del Cine de Berlín, la parte dedicada a Marlene es una maravilla...

A mi de la película lo que más me gusta, además de la aparición de Marlene, es la estupenda interpretación de Charles Laughton (uno de mis actores favoritos), como abogado de Tyrone Power... a mi, como abogada, me hace muchísima gracia cuando cuenta la prueba que hace a los posibles clientes, deslumbrándoles con su monóculo, para saber si dicen la verdad y así aceptar su defensa :D