sábado, 27 de diciembre de 2008

Amphigorey (Edward Gorey)




Me han hecho un gran regalo estas navidades: el libro Amphigorey, de Edward Gorey. Se trata de quince obras ilustradas del autor norteamericano (22 de febrero 1925 - 15 de abril 2000), paradigma de lo macabro y de lo bizarro en su faceta de autor y ejemplo del excentricismo en su vida personal.


Gorey fue un personaje extraño. Afirmaba haber aprendido a leer a los tres años y medio y a los cinco años decía que ya había leído dos libros decisivos para su formación: Drácula y Alicia en el País de las Maravillas. Su única educación artística la recibió en el Art Institute de Chicago, donde participó en un curso de un semestre. Más tarde estudió Filología Francesa en Harvard. Tras licenciarse, se mudó a Nueva York donde fue contratado como director artístico en una editorial. Por las mañanas trabajaba en la editorial y por las noches se dedicaba a construir sus propios libros. Más adelante montó su propia editorial y llegó un punto en el que empezó a ganarse la vida únicamente como ilustrador.


Gorey siempre vivió completamente solo. Nunca se le conoció relación alguna. Apasionado del ballet, he leído que la única razón por la que permaneció 30 años en Manhattan fue para poder acudir diariamente a las representaciones del New York City Ballet. Cuando el coreógrafo Georges Balanchine murió, Gorey abandonó Nueva York y se instaló con sus cinco gatos en una casa bicentenaria en Yarmouth Port.


Me ha llamado mucho la atención descubrir que Edward Gorey era un fanático de las series de televisión y que grababa compulsivamente todos los capítulos de Buffy Cazavampiros.


Sus ilustraciones son oscuras, misteriosas, crueles a veces. Se nota quién es la mayor influencia de Tim Burton. Me ha gustado mucho la serie de The gashlycrumb tinies (Los pequeñines macabros): una ilustración por cada letra del abecedario donde se representa la muerte de un niño. Las formas de morir son completamente surrealistas...









10 comentarios:

memento dijo...

Joder, no es que me apasione lo macabro, pero los dibujos me parecen francamente muy buenos. Por otro lado, me encanta Burton. Y "Pesadilla antes de Navidad", aunque creo recordar que él "sólo" era productor.
Por cierto, cambiando de tema, ¿has leído algo de más de Hannf aparte de, me imagino, "84, Charing Cross Road"?

memento dijo...

Acaba de venirme a la cabeza que Burton también es el autor de la narración en que se basa -creo- el guión. Este librito lo he regalado en alguna ocasión, pese a que no estaba muy convencido de calidad de la traducción.

Helene Hanff dijo...

Tienes razón con lo de la traducción, ya lo advierte el propio traductor. Lo bueno es que la edición que me han regalado es bilingüe!
De Helene Hanff he leído además de 84 Charing Cross Road, La Duquesa de Bloomsbury Street, ¿has leído el resto? ¿Alguna buena recomendación?
A mí también me encanta "Pesadilla antes de Navidad" y Burton en general

memento dijo...

Pues no, no conozco de Hanff nada más que lo que la dio fama. Por eso te preguntaba...

Helene Hanff dijo...

Es que es difícil encontrar cosas suyas porque se dedicó básicamente a escribir guiones de televisión durante toda su vida

vacuidad dijo...

Me encanta Edward Gorey, sobre todo "Amphigorey además". Tiene un humor muy negro y peculiar. Y las ilustraciones son tan identificables que ves una fuera de contexto y siempre sabes que es suya.
¡Besos y felicidades por el blog!

Helene Hanff dijo...

Muchas gracias y bienvenida, Vacuidad. Estoy todavía fascinada con Amphigorey, pero en cuanto lo acabe me haré con "Además" y "También" porque seguro que no tienen desperdicio!

Abu Saif al-Andalusi dijo...

Hola, he llegado a este blog a través de google y lo hice buscando una version española de la Duquesa de Bloomsbury street. Por un comentario me parece entender que existe essa edición española. ¿Me lo puedes confirmar? No he dado con esta secuela de 84, Charing cross (de la que tengo una primera edicion USA, 1970) ni a través de amazon, ni iberlibro, ni nada. Te rogaría que me informaras. Gracias.

Helene Hanff dijo...

Hola Abu. Siento decirte que la edición que yo leí fue en inglés. He buscado la española, pero desconozco si existe porque nunca la he encontrado. Muchas suerte en tu búsqueda. Saludos

Abu Saif al-Andalusi dijo...

Muchas gracias. La leeré en inglés.