lunes, 20 de septiembre de 2010

Abandono 4: Bodie


Hoy quiero mostrar aquí uno de los lugares qué más me han inspirado. Bodie es un pueblo perdido de California. Está realmente en medio de la nada, relativamente cerca del parque natural de Yosemite y no muy lejos de un pueblo llamado Bishop. En medio de la nada.

En 1859 alguien encontró oro en Bodie y dos años después se construyó la mina para sacarle el máximo provecho a tal hallazgo. De los 20 mineros que vivían en este lugar en un primer momento, Bodie alcanzó los 10.000 habitantes en 1880. La fiebre del oro.


Así, de repente, este pequeño pueblo creció exponencialmente, en todos los sentidos: había 65 salones donde los mineros jugaban y bebían tras sus largas jornadas de trabajo en la mina; los fumaderos de opio y los prostíbulos abundaban; y la violencia inundaba la ciudad. El periódico de la localidad llegó a publicar que "una persona moría cada día en Bodie".


Dos grandes incendios determinaron el principio del fin de este próspero pueblo minero. El oro empezó a escasear, muchos de sus habitantes buscaron otros lugares donde poder prosperar y, poco a poco, las tiendas, los salones, los hoteles, las prostitutas, los fumaderos de opio y hasta la oficina de correos fueron echando el cierre. En 1932 ya no quedaba nadie en Bodie.

Al caminar por sus calles se puede sentir que hace años, éste fue un lugar próspero. Si te acercas a los cristales de la escuela, de las casas o de los salones, puedes imaginar a la perfección la vida que llevaban sus habitantes. El tiempo se ha parado en Bodie. Sólo es necesario cerrar los ojos e imaginar...Cuántos de estos pueblos debe haber en el Oeste americano. Lugares que parecían inmortales y que de la noche a la mañana, desaparecieron. Como el oro.


Como en todos los lugares abandonados, tuve la sensación de que los habitantes de este pueblo habían abandonado sus casas y sus pertenencias de repente, sin previo aviso. Había maletas abiertas, platos puestos en la mesa, actividad interrumpida.

Lo que más me gusta de los sitios abandonados es montarme mi propia película. Bodie da para varias entregas. Escalofriante.

8 comentarios:

Cristina dijo...

No lo conocía pero desde luego me ha parecido fascinante. Visitarlo, casminar por allí debe de ser impresionante.

[Tina Trotsky] dijo...

Hermana... "NosinmisVans" te dice que esos momentos que pasamos en Bodie han significado tanto para mi que todavía no me he atrevido a escribir. Lo mismo me pasa con casi todo el viaje. Tengo que saldar cuentas con todo esto y ponerme a relatar ya! Eres la número uno, lo sabes, verdad?

=)

Helene Hanff dijo...

Es impresionante, Cristina. Si tienes ocasión de ir, seguro que lo disfrutas. Un beso

Pequeña Tina, tengo la misma sensación. Yo también tengo muchas cuentas pendientes con este viaje...no quiero olvidarme de nada. Love you

Helene Hanff dijo...

Es impresionante, Cristina. Si tienes ocasión de ir, seguro que lo disfrutas. Un beso

Pequeña Tina, tengo la misma sensación. Yo también tengo muchas cuentas pendientes con este viaje...no quiero olvidarme de nada. Love you

memento dijo...

Joder, al foto en la que sale un coche es cojonuda!!!

Helene Hanff dijo...

Memento, yo soy una pésima fotógrafa, así que imagínate lo que es verlo en realidad. Este lugar es imrpesionante. ¡Un beso!

Juliana Boersner dijo...

Es verdaderamente impresionante el relato que haces de este sitio. Tiene mucho de cinematográfico y es asombroso darse cuenta de que pueblos como éste realmente existieron y que sus ruinas son vestigios de un pasar (pasado). Ciertamente escalofriante.
Quiero aprovechar para felicitarte por tu blog. Es excelente.

Helene Hanff dijo...

Muchas gracias por tu comentario, Juliana. El sitio es verdaderamente alucinante. Un abrazo