viernes, 16 de enero de 2009

En la frontera



Ayer fui a ver a Calexico. Fue todo un viaje. A la frontera mejicana. Un lugar rodeado de desierto donde se mezclan culturas e idiomas, creando un lugar totalmente diferente. Único. Sólo puedo hablar de sensaciones porque no soy experta en música. Pero me encanta un concierto cuando consigue hacer que me olvide de donde estoy, descubrir que he estado dos horas sin dejar de sonreír. Me gusta emocionarme. Calexico consiguió emocionarme. Mucho.

Me sorprendió mucho la capacidad del grupo para pasar de las trompetas a la distorsión. De Méjico a EE.UU. Así, sin más. Me he dado cuenta de que el sonido de las trompetas me hace feliz. Qué fácil.



3 comentarios:

memento dijo...

Recuerdo muy gratamente la primera vez que les ví en directo. La verdad es que logran hacer una fusión de sonidos espectacular... ¿También proyectaron cosas en una pantalla?

Helene Hanff dijo...

no había proyecciones esta vez. Lo que sí hubo fue Amparanoia, que siempre la sacan y estropea un trozo del concierto!

luK.a dijo...

http://www.last.fm/user/juliamorer

hazte uno!